No hay productos en el carrito.

Un verano seguro: así debes proteger a tu perro del sol.

¿Qué te hacía pensar que la piel de tu mascota no sufre el impacto de los rayos solares?

Los perros también pueden padecer este tipo de afecciones y es muy importante que en los meses de verano adoptes medidas preventivas que garanticen un nivel óptimo de protección.

Cada piel es un mundo, pero todas necesitan cuidados

La piel de las mascotas también es sensible a los rayos UV.
La exposición prolongada a la radiación solar siempre tiene efectos negativos a menos que apliques las pautas de protección adecuadas.

Las consecuencias de los rayos solares no son las mismas en los humanos que en los perros.
Tu mascota está provista de una protección natural más efectiva que tu piel, pero conviene no dejarlo todo en manos de la genética.

Hay estudios clínicos que demuestran que los tumores en la piel son los más comunes entre los perros.
Aunque no es el único factor a tener en cuenta, la radiación solar puede influir en la aparición y el desarrollo de estos problemas.

La prevención nunca está de más.

¿Qué puedes hacer para proteger la piel de perro de los rayos solares? 

Lidiar con el calor y con la protección de la piel parecen dos aspectos incompatibles.
Es bastante habitual cortarle el pelo a las mascotas en verano, pero con ello también estás eliminando parte de su protección.

Por otro lado, hay zonas que de por sí son especialmente sensibles a los rayos UV.
La cara interna de las patas, la barriga, la nariz, los párpados y los labios no están tan protegidas y se exponen a un mayor riesgo.

¿Cómo prevenir la aparición de afecciones cutáneas por efecto de la radiación solar?

Ten en cuenta estas precauciones para evitar las quemaduras solares en tu perro:

  1. Valora la necesidad de un corte de pelo.

    En perros muy lanudos puede ser una buena idea.
    Pero en las razas de pelo corto o subpelo, este no solo es una protección contra el sol sino que favorece a mantener una temperatura corporal adecuada.

  2. Escoge mejor los horarios de paseo.
    A ti también te conviene no salir a la calle en las horas que más aprieta el sol: ¡es la mejor forma de proteger la piel!.

    En la medida de lo posible, evita las zonas asfaltadas para que no se dañen las almohadillas de las patas.

    Y no salgas de casa sin llevar una botella de agua para mantenerlo bien hidratado durante el recorrido.

  3. En la playa, mejor a la sombra.
    Hazle un hueco a tu perro debajo de la sombrilla.

    La alta temperatura de la arena puede hacer que su piel se queme, sobre todo en la barriguita y las almohadillas.

  4. Tú me das cremita, yo te doy cremita.
    ¿Sabías que existen productos de protección solar especialmente diseñados para perros?. 
    Aplícalos en el interior de las patas, las ingles, el abdomen y el hocico.
    Las mascotas de pelaje claro son más susceptibles a las quemaduras solares, así que esmérate con el masaje.

Share on facebook
Share on email
Happy Swallow

Happy Swallow

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies