Tu mascota, tu mejor amigo.

Se suele decir que “el perro es el mejor amigo del hombre (y de la mujer)”; más allá del tópico, es muy cierto que la compañía de una mascota, habitualmente un perro pero también un gato, puede beneficiar tanto a la salud física como mental de sus propietarios.

Para empezar, ayudan a combatir el estrés ya que se establece una relación de apoyo entre el dueño y su perro, tal y como reveló un estudio con fecha del 2002 de la State University of New York en Buffalo, según reporta la web de Woman’s Day. Por lo tanto, esta calma puede aportar incluso beneficios a nivel tanto cardiovascular, especialmente a personas que sufran hipertensión, por ejemplo, como emocional: el estrés comporta sí o sí un mal humor que nuestra mascota nos ayuda a combatir.

Los más pequeños también sacan partido de las ventajas de las mascotas: se ha comprobado que los niños que crecen en entornos con animales, como en granjas, desarrollan más defensas ante posibles alergias. En un plano social y comunicativo, además, adquieren más valores de responsabilidad y comunicación que los que no tienen y, en caso de jóvenes con trastornos de déficit de atención, la compañía de una mascota es muy positiva dado que requiere que se centren en cuidarla y este esfuerzo se ve compensado con la natural alegría de la mascota.

Como curiosidad, en un ámbito social una mascota también nos puede ayudar a romper el hielo para acercarnos a alguien, como apunta una noticia publicada en The Huffington Post.  Una persona que pasee a su mascota por un parque o por la calle puede entablar conversación con otra que también esté llevando a cabo la misma rutina; y, de este punto, obtenemos otro igual de positivo: nuestras mascotas nos ayudan a llevar una vida saludable, ya que el hecho de sacarlas a pasear implica un ejercicio que beneficiará a nuestra salud cardiovascular. Así que, ¿a qué estáis esperando para adoptar a vuestro mejor amigo perruno, o gatuno?

Read More
Pages:«12345