Enseña a tu perro a sentarse.

¿Tienes un perro desobediente que necesita una educación básica? ¿O un perro bien educado al que le gustaría aprender nuevos trucos? Tenemos consejos de expertos y vídeos que te ayudarán en tus sesiones de adiestramiento.

Enseña a tu perro a sentarse.

Si le enseñas a tu perro la orden de sentarse, te será más fácil controlarlo en casi cualquier situación. Un perro sentado no puede portarse mal, y en situaciones que lo hagan sentirse inseguro o nervioso, la orden “sit” le tranquilizará. Además, enseñarle la orden “sit” tampoco es tan difícil.

  1. Necesitarás algunas pequeñas golosinas que tu perro realmente disfrute – ¡y algo que pueda comer deprisa para que no tengas que parar la sesión de adiestramiento y esperar a que tu perro termine de masticar! Si estás adiestrando a un cachorro, asegúrate de que las golosinas sean suficientemente blandas para sus jóvenes dientes – como las golosinas Pedigree Training Treats Soft. Cuanto más pequeño sea tu cachorro, más pequeñas deben ser las golosinas.
  2. Sujeta una golosina entre el dedo pulgar y el índice y dobla el resto de los dedos contra la palma de tu mano. Acerca la golosina al hocico del perro, a no más de un centímetro de distancia. Ahora debes llamar su atención. Una vez que el perro tenga la atención puesta en ti (y en la golosina), pasa a la siguiente etapa.
  3. Levanta suavemente la golosina por encima de la cabeza del perro y mantenla ahí. Cuando el perro levante la cabeza para llegar a la golosina, bajará sus cuartos traseros. Dí “Sit” tan pronto como veas que el perro empieza a bajar su parte trasera hacia el suelo. (De esta forma podrá asociar el movimiento para sentarse con la palabra. Más tarde, cuando lo haya aprendido, podrás darle la orden anticipadamente.) Felicita a tu perro calurosamente y dale la golosina.

Sentarse: más consejos

Si lo anterior no funciona bien, a continuación te damos otros consejos que te ayudarán a enseñar a tu perro a sentarse.

Si el perro empieza a saltar: sujeta la golosina un poco más abajo y no la alejes cuando el perro levante la cabeza.

Si el perro se mueve hacia delante en lugar de sentarse: prueba a hacer el ejercicio cerca de una pared o en una esquina, de manera que no pueda moverse fácilmente hacia atrás. También puedes utilizar suavemente la mano libre para guiar al perro hasta la posición de sentado y luego felicitarlo y darle la golosina. Después de repetirlo varias veces, tendría que entenderlo.

Si tu perro está demasiado nervioso: ¡intenta hacer el ejercicio inmediatamente después de una comida o cuando esté más tranquilo. ¡O utiliza una golosina menos sabrosa!

Tendrás que repetir el ejercicio también en muchos lugares diferentes dentro y fuera de tu casa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *