No hay productos en el carrito.

El perro y el paseo.

 El comportamiento de los perros durante el paseo

¿Quién pasea a quién? Seguro que muchos de los que tenéis perro os quedáis con la duda de cuál es la respuesta más acertada. Y es que, siendo honestos, lo cierto es que lo más habitual es que las mascotas tiendan a hacerse con el control durante esta actividad. Pero no desesperes. Puedes ir corrigiendo poco a poco este comportamiento de tu perro para que la hora del paseo no se convierta en un constante tira y afloja de la correa.

¿Cuál es la forma correcta de pasear al perro?

Todos los perros, con independencia de la raza o la edad, necesitan salir de paseo todos los días. La actividad diaria de entre una y dos horas es fundamental para su bienestar físico y psicológico. El paseo reduce los niveles de estrés, los ayuda a socializarse y los mantiene en forma, tres ventajas de las que tú también puedes beneficiarte.

No obstante, el paseo se puede convertir en una actividad insoportable cuando tu mascota va por libre, cuando se ha vuelto un poco perezosa y no quiere caminar o cuando, sencillamente, no ha aprendido a pasear a tu lado.

Lo correcto sería que durante el paseo con el perro se dieran las siguientes circunstancias:

  • El animal camina relajado.
  • Tu mascota te sigue el paso: ni se adelanta ni se queda rezagado.
  • El uso de la correa adecuada le permite cierta libertad de movimiento.
  • El estrés y las emociones están dominadas a la hora de salir a la calle.
  • El perro puede saciar su curiosidad oliendo o lamiendo determinados objetos que no supongan un riesgo para su salud.
  • El paseo se realiza sin prisas, sin nerviosismo y sin ‘castigos’.
  • Si la situación y la conducta del perro lo permiten, conviene dedicar 5 o 10 minutos del paseo a jugar sin la correa puesta. 

Tipos de sujeciones y correas para perros

La herramienta básica para salir a pasear con nuestro perro es la correa pero, ¿cuál elegir? Para tener el control de la situación y garantizar la calidad del paseo es importante elegir una combinación de sujeción y correa que se adapte a la anatomía del animal y a sus capacidades como paseante.

  • Collar tradicional: rodea únicamente el cuello y es el que se emplea normalmente siempre que el perro conozca unas mínimas pautas de comportamiento en la calle.
  • Collar antiescape: ¿tienes una mascota miedosa? Un sobresalto podría hacer que el animal diera un tirón repentino que le hiciera zafarse del collar. Mediante un sistema de seguridad del collar se evita que esto ocurra.
  • Arnés: en perros inquietos que acostumbran a tirar de la correa, es mejor emplear un arnés. Al tratarse de una sujeción que rodea el cuerpo, resulta mucho más cómoda tanto para ti como para el animal. Es también la opción favorita de quienes salen a hacer deporte con sus mascotas.
  • Arnés antitirones: cuando no puedas controlar a tu animal porque da tirones muy fuertes, no dudes en recurrir a este tipo de arneses. Evitarás que el perro sufra las consecuencias de su propia ansiedad y tendrás una herramienta sensacional para empezar a enseñarle las bases de un buen paseo.

La correa es el elemento que completa la sujeción y que te servirá para tomar el control del animal. No existe una correa perfecta sino que deberás adaptar su grosor y longitud al peso de tu mascota, a su comportamiento y al tipo de actividad que estés realizando. Lo ideal es emplear las denominadas correas de adiestramiento cuya longitud se puede ajustar a cada circunstancia. Se desaconseja emplear correas extensibles porque, aunque es cierto que se adaptan fácilmente a cada momento del paseo, dificultan el control sobre el animal.

 

Practica con tu perro las normas básicas de obediencia entro y fuera de casa. Órdenes como ven, siéntate o quieto son fundamentales para que el paseo se desarrolle con comodidad para los dos. ¡Pero no abrumes a tu mascota! Este tipo de sesiones no deberían prolongarse más de 10 o 15 minutos al día, exigen una recompensa y llevan su tiempo. El buen paseo se construye paso a paso.

  

Share on facebook
Share on email
Happy Swallow

Happy Swallow

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies