No hay productos en el carrito.

Consejos para proteger las almohadillas de tus perros en invierno

Están hechas para resistir sin demasiadas complicaciones los cambios de temperatura y las particularidades del terreno, pero no son indestructibles. Las almohadillas de los perros necesitan de unos cuidados específicos para prevenir problemas habituales como fisuras, heridas o rozaduras.

Características de las almohadillas de los perros

Seguro que en más de una ocasión te has quedado absorto en la contemplación de las almohadillas de tu perro. ¡Son tan graciosas! Por las particularidades de su forma y textura se puede entender por qué los perros no necesitan zapatos salvo en circunstancias muy especiales.

La planta de las patas caninas se compone de:

  • Cuatro almohadillas digitales en la parte delantera. En tanto que los perros son animales digitígrados, es aquí donde recae la mayor parte del peso al caminar.
  • La almohadilla metacarpiana, la más grande de todas y situada por detrás de las digitales. Absorbe parte del impacto de cada paso.
  • El espolón o dedo interior, un vestigio de lo que podría haber sido un pulgar. Aporta estabilidad.
  • La almohadilla carpiana, separada de las demás y algo elevada. Funciona de ‘freno’.

Aunque cada una de estas partes tiene un tamaño y una forma particular, de forma general comparten algunas similitudes:

  • Están formadas por una gruesa capa de grasa que protege al cuerpo de los cambios de temperatura cuando las patas entran en contacto con el suelo.
  • En la parte interior de la piel hay glándulas sudoríparas que facilitan la transpiración y contribuyen a que las almohadillas se mantengan húmedas y no se agrieten.
  • Es piel más gruesa, oscura y de textura rugosa, con una capa superficial de queratina (como la que encontramos en las uñas o el pelo), que le aporta resistencia.
  • Su tacto mullido explica la gran capacidad que tienen para absorber el impacto de los pasos al correr o caminar.

¿Cuáles son los principales riesgos a los que se exponen las almohadillas de las patas?

Las patitas de tus mascotas están diseñadas para enfrentarse a las superficies más complicadas, pero siempre existen algunos riesgos y no todos tienen que ver con el terreno que pisan.

  • Sequedad: la falta de hidratación del perro puede manifestarse en grietas en las almohadillas de sus patas y resultar muy dolorosa.
  • Cortes: tu perro se enfrenta al desnudo a elementos de riesgo como cristales rotos, objetos punzantes, trozos de hierro… que pueden dañar sus almohadillas.
  • Irritación: un paseo muy exigente, sobre todo en días muy fríos o muy calurosos, provocará rozaduras en la planta de las patas del can, sobre todo si no está muy acostumbrado a este tipo de actividades.
  • Quemaduras: por exceso de frío o de calor, el firme sobre el que pisa tu perro es un factor de riesgo que puede provocar quemaduras.
  • Mordeduras: tanto tu propio perro al rascarse como el ataque de otro perro podría dañar esta zona tan sensible de sus patas y provocar una herida dolorosa y muy molesta.

¿Qué puedes hacer para proteger las almohadillas de tu perro?

Los problemas en las patas de los perros son bastante frecuentes, pero no tienen por qué revertir mayor gravedad si los tratas a tiempo. Además, puedes aplicar unos sencillos consejos para prevenirlos de manera efectiva:

  • Fortalece las almohadillas de tu perro desde cachorro incrementando de manera progresiva el nivel de dificultad de los paseos.
  • Alterna los terrenos duros (asfalto, cemento, pavimentos…) con los blandos (arena, tierra, césped…) para evitar al agotamiento de las patas.
  • Hidrata las almohadillas de tu mascota si adviertes que se están resecando o si ya tiene una edad avanzada. Puedes emplear productos con vaselina, aloe vera o centella asiática.
  • Recorta el pelo interdigital cuando se formen nudos. Evitarás que se acumule la suciedad y ayudarás a tu perro a caminar mejor.
  • Vigila las características de los terrenos por los que habitualmente paseas con tu perro y evita las zonas con escombros o basura.
  • Si vas a practicar actividades deportivas en terrenos muy complicados, ayuda a tu perro con unas botas protectoras para las patas.

 

Share on facebook
Share on email
Happy Swallow

Happy Swallow

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies