Cómo saber si un perro tiene fiebre

Desde Happy Swallow somos consicentes de que la fiebre es un problema de salud que puede afectar en ocasiones a vuestros perros, por lo que resulta importante saber las particularidades que tiene. A diferencia de los humanos, la temperatura normal de nuestros perros debe estar entre los 38 y los 39 grados, ya que si se supera esa graduación se considera fiebre, siendo especialmente peligrosa cuando se ubica en el entorno de los 41 grados.

¿A qué puede deberse la fiebre en los perros? Entre las principales causas de la de fiebre se encuentran las siguientes:

  • Infecciones por virus, bacterias o parásitos
  • Inflamaciones
  • Reacciones a vacunas
  • Golpes de calor
  • Insolaciones
  • Gran variedad de enfermedades
  • Envenenamientos

¿Qué síntomas podemos encontrar de la fiebre en perros? Junto al aumento de la temperatura corporal, que se recomienda comprobar con el empleo de un termómetro rectal especial para perros, hay otros síntomas que pueden indicar que nuestro perro padece un proceso febril:

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Pérdida de apetito
  • Secreción nasal
  • Nariz seca y caliente
  • Tos
  • Ojos aparentemente acuosos o nublados
  • Apatía y tristeza
  • Sueño
  • Temblores
  • Agresividad

Durante un período de fiebre debemos dar frecuentemente agua fresca a nuestro perro con el fin de evitar su deshidratación. En el caso de que se niegue a beber agua podemos utilizar una jeringa que no tenga agujas. Por otra parte, si la fiebre es alta se debe aplicar agua fría sobre las patas y orejas del animal, lo que se puede realizar con una toalla o un paño empapado.

Asimismo, conviene recordar que nunca se debe medicar a un perro sin consultar antes con un veterinario, ya que no darle la medicación adecuada podría traer consecuencias muy negativas para el animal. Lo mejor es realizar una visita a tu veterinario de confianza para que pueda darle el tratamiento adecuado.

Además, tendréis que cuidar mucho a los perros cuando tengan fiebre y dejarles descansar, lo que implica que los paseos deben ser cortos, simplemente para que puedan hacer sus necesidades en la calle. Por último, os recordamos que tenemos camas de diversos tamaños (M, L o XL), que permitirán a vuestras mascotas estar relajadas y las ayudarán a reponerse de su proceso febril.

BLANCOAZUL

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *