No hay productos en el carrito.

¿Cómo saber si tu perra está embarazada?

Por mucho cuidado que tengas con tu perra, siempre existe a posibilidad de que se quede embarazada cuando menos te lo esperes. Es una situación complicada ya que durante las primeras semanas el embarazo en perras no es algo que salte a la vista. ¿Tienes sospechas? Presta atención a algunos de los cambios habituales en las mascotas gestantes o sal de dudas en tu veterinario.

Síntomas de que una perra podría estar embarazada 

Los cambios que experimenta una perra embarazada se manifiestas a dos niveles: físicos y conductuales.

Cambios a nivel físico 

  • Vómitos: al igual que en los humanos, es un síntoma habitual en las primeras semanas de gestación. Vómitos puntuales que no deben ser confundidos con los vómitos regulares de una enfermedad gástrica.
  • Apetito: al comienzo de la gestación el animal podría perder algo de apetito. Aumentará de manera notable en la segunda mitad del embarazo. En cualquier caso, conviene ajustar su dieta. 
  • Aumento de peso: no es realmente notable hasta el día 40 de la gestación. En perras primerizas o en razas pequeñas el abultamiento del vientre podría apreciarse un poco antes. El peso puede aumentar hasta un 50 % durante la gestación.
  • Mamas: aparte de incrementar su volumen, presentan un color rosáceo e incluso pueden producir alguna secreción. Sin embargo, es un síntoma tardío que no se produce hasta un mes después del apareamiento.

Cambios en la conducta

  • Sueño: las perras embarazadas irán incrementando las horas de sueño a medida que avanza la gestación. Es el síntoma más destacado del cansancio fisiológico que provoca el embarazo. 
  • Actividad física: al pasar más horas durmiendo, se reduce la actividad del animal durante el día. Puede parecer que la perra está algo apática o falta de energía.
  • Actitud: los comportamientos extremos también son frecuentes. Una perra gestante puede mostrarse extremadamente cariñosa con sus dueños o terriblemente arisca o gruñona. Son cambios de actitud que ya aparecen desde los primeros días.
  • Aislamiento: se nota especialmente cuando en la casa conviven varias mascotas. La perra embarazada busca tranquilidad y preferirá la soledad antes que el contacto con otros animales. 

Sal de dudas: test de embarazo para perras

Puesto que los síntomas pueden resultar un tanto confusos o manifestarse solo cuando el embarazo ya está avanzado, la mejor forma de salir de dudas es acudir al veterinario. El test de embarazo canino solo dará resultados fiables a partir de los 20-25 días de embarazo.

El veterinario podrá realizar distintos tipos de prueba para confirmar el embarazo de tu perra:

  • Test de hormonas: un sencillo análisis de sangre para determinar, a partir de la medición de hormonas, si un óvulo ha sido fecundado. 
  • Ecografía: no solo puede confirmar el embarazo sino determinar el número de cachorros que va a tener tu perra. Los resultados son más fiables y detallados si la prueba se realiza a partir de los 25-35 días de gestación.
  • Examen físico: no es lo más fiable pero, una vez confirmado el embarazo mediante un test de hormonas, puede ayudar a conocer el número aproximado de cachorros esperados sin necesidad de una prueba de ultrasonidos.

 

Share on facebook
Share on email
Happy Swallow

Happy Swallow

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies