No hay productos en el carrito.

Category Archives

Sin categorizar

Descubriendo al cotón de Tulear

El origen malgache aporta cierto exotismo al cotón de Tulear. Junto a lémures, gecos y tortugas radiadas, estos pequeños peludos forman parte de los animales más populares de la isla de Madagascar. Una raza autóctona de la ciudad porteña de Toliara, antigua Tulear, a la que debe su apellido.

Un can de pelaje algodonado solo apto para la nobleza

Se dice que el origen del cotón está en un naufragio. El incidente debió de producirse a finales del siglo XV junto a las costas del sur de Madagascar. Varios perros de la raza bichón maltés consiguieron salvar su vida y llegar a tierra firme donde acabaron cruzándose con los terriers locales.

De este cruce surgió el cotón de Tutelar, que guarda similitudes con ambas razas y que desde 1970 cuenta con el reconocimiento de la Federación Cinológica Internacional, organismo encargado de reconocer y otorgar estos pedigrís.

Aunque actualmente sigue siendo un perro poco conocido en el mundo y a menudo confundido con sus ascendientes, el cotón de Tulear es una raza con solera en Madagascar. Fueron los nobles los que se encargaron de darle prestigio a este amigable peludo de mirada tierna hasta el punto que llegó a prohibirse su presencia fuera de los hogares distinguidos.

Un animal de compañía pequeño y juguetón

El cotón de Tulear no sobrepasa los 6 kilos de peso ni los 30 centímetros de altura a la cruz, siendo las hembras algo más pequeñas que los machos. Es por lo tanto una mascota apta para quienes viven en un piso pequeño y no quieren prescindir de la compañía de un animal cariñoso, juguetón y obediente.

Eso sí, hay dos reglas básicas para que la convivencia vaya sobre la seda: no lo dejes solo durante períodos muy largos y respeta los tiempos de actividad y juego si quieres que se comporte bien. Al cotón le encanta ser el centro de atención y si va con las baterías cargadas no dudará en recurrir a todo su repertorio de travesuras hasta que le hagas caso.

Cuidados y necesidades del cotón de Tulear

Uno de los aspectos más característicos de esta original raza malgache es su pelaje. Lo habitual es que sea blanco y suave como el algodón (de ahí su nombre, proveniente del término inglés cotton). No obstante, también hay ejemplares de pelaje negro, bicolor o con tonalidades cobrizas. Para que el pelo conserve ese tacto algodonoso es imprescindible el cepillado diario. Apenas te costará esfuerzo y, además, es un perro que suelta muy poco pelo.

En cuestiones de salud, no hay nada destacable. Es una raza que no presenta grandes problemas y los cuidados no son demasiado exigentes. Únicamente deberás prestar atención a la dieta porque, a pesar de su reducido tamaño, son unos auténticos glotones. Ello se debe a su metabolismo acelerado, un aspecto que exige la ingesta frecuente de alimentos pero en pequeñas cantidades. Su estómago y su boca son pequeñas, así que el grano que le des también debe serlo para evitar problemas de masticación y digestión.

¿Sabías que el cotón de Tulear es popularmente conocido como ‘el perro antiestrés’? Este peludo vivaracho llevará la alegría a cualquier hogar. Por su jovialidad y su apego, es una opción ideal como animal de compañía para adultos mayores y personas que viven solas.

 

Read More

Intuición canina: un conocimiento más allá de los sentidos

¿Qué es la intuición canina?

¿Pueden los perros percibir sensaciones que a los humanos se nos escapan? Seguro que en alguna ocasión has oído hablar de un perro que evitó un accidente o que alertó a su amo de que una catástrofe estaba a punto de ocurrir. No son solo buenos argumentos para una película sino una realidad constatada: la intuición canina.

Ondas y vibraciones que no pasan inadvertidas

La próxima vez que pienses que tu perro se despista con cualquier cosa, ¡aplícate el cuento! Los humanos estamos tan pendientes de infinidad de estímulos que no podemos percibirlos todos con la misma intensidad.

Los perros, en cambio, son capaces de sentir ondas y vibraciones en el terreno que son la señal de alerta de catástrofes naturales como los tsunamis, los terremotos, los incendios o los desprendimientos. Su capacidad para advertir que algo no es ‘normal’ en el ambiente puede salvar vidas, como de hecho ya ha sucedido en muchas ocasiones.

Son aptitudes extrasensoriales que se basan más en mecanismo biológicos que en un ‘sexto sentido’. La intuición de los perros también tiene sus limitaciones. No le pidas a tu perro que te diga cuál será la combinación ganadora en el sorteo de la Bonoloto, pero no infravalores la capacidad de tu mascota a la hora de advertirte sobre un peligro inminente, la presencia de una persona de poca confianza o la necesidad de que pidas cita con tu médico.

¿Qué sabe tu perro sobre ti?

Nuestros amigos peludos son unos observadores natos y, aunque su memoria es algo ajustada, saben muy bien cómo administrar su capacidad para retener aquellos datos que resultan verdaderamente importantes. Así, de la convivencia contigo un perro es capaz de saber:

  • Si estás enfermo: en los últimos años se ha avanzado mucho en el empleo de perros para la detección y la monitorización de algunas enfermedades como la diabetes. ¿Lo más reciente? En Finlandia ya se están entrenando perros para la detección del Covid-19.
  • Dónde has estado: no hay forma de engañar al olfato de los canes. Con un repaso rápido averiguará si has estado haciendo ejercicio, si has salido de compras o si has comido algo antes de llegar a casa. ¡Son más listos que las abuelas!

  • Cuál es tu estado de ánimo: tu mascota te conoce tan bien como tu mejor amigo. A través del lenguaje corporal y facial detecta al vuelo cuál es tu estado de ánimo y cómo debe reaccionar ante este para que te sientas bien.

  • Si estás embarazada: son expertos en detectar los cambios hormonales. Es probable que durante los meses de gestación percibas cierto cambio en su comportamiento para volverse más protectores.

Como animales domésticos, la inteligencia social de los perros ha evolucionado durante cientos de años junto a la de los seres humanos. Este vínculo tan estrecho entre ambas especies ha convertido a los perros en unas mascotas fieles, de confianza y muy preocupadas por sus amos. Sus cambios de actitud para hacer que te sientas seguro y protegido en todo momento son algo más que intuición: son puro amor.

 

Read More

Los perros y las pulgas

Los perros y las pulgas, una mala combinación

¿Sabías que existen en el mundo cerca de 2.000 tipos diferentes de pulgas? Seguro que no tienes ningún interés en conocerlas y tu mascota, mucho menos. Las pulgas en los perros no sólo resultan molestas sino que pueden ser el origen de algunas enfermedades importantes. Aprende a identificar su presencia y ataja el problema cuanto antes.

¿Cómo saber si mi perro tiene pulgas?

No hace falta ser Sherlock Holmes para darse cuenta de si un perro tiene pulgas o no. A pesar del ínfimo tamaño de estos parásitos (entre 1,5 y 3 mm de largo), cuando deciden instalarse en el pelaje de nuestra mascota dejan muchas pistas tras de sí.

  • Se rasca constantemente y con intensidad.
  • Se muestra más inquieto e irritable.
  • En el pelaje encuentras puntos sospechosos, con el aspecto de granos de pimienta. Son las heces de las pulgas, que además sirven de alimento a las larvas.
  • La piel se muestra irritada, bien sea por las propias picaduras de la pulga, bien por las heridas que se hace el animal con los dientes y las uñas al rascarse.
  • Lo nódulos y escamas que provocan las picaduras como consecuencia de una reacción alérgica se suelen concentrar en el lomo y en las patas traseras. Son manchas rojas con un halo claro que pueden acabar convertidas en eczemas purulentos y provocar la caída del pelo.
  • En infestaciones graves, podrás ver a las pulgas moverse o saltar por el pelaje de tu mascota, sobre todo si es de color claro.
  • Aparte de todo esto, ¿has notado alguna picadura sospechosa en tu cuerpo? No hay más que hablar: tu perro tiene pulgas.

¿Son peligrosas las pulgas?

Aparte de ser un verdadero incordio, estos bichitos pueden llegar a convertirse en un problema serio para la salud te tu mascota. La dermatitis alérgica que provoca su picadura es el menor de los problemas al que te enfrentas en caso de una infestación avanzada.

Aunque las pulgas pueden transmitir a los humanos enfermedades como el tifus o la peste se trata de un riesgo muy poco probable. No obstante, no hay que restarle importancia al daño que pueden causar en un perro sano:

  • Dipilidiasis: enfermedad provocada por un parásito transmitido por la pulga y que provoca problemas gastrointestinales, prurito anal, insomnio y pérdida de peso.
  • Micoplasmosis: anemia infecciosa provocada por una bacteria parasitaria. En el caso de los gatos puede ocasionar incluso la muerte.
  • Bartonelosis: una enfermedad bacteriana infecciosa que provoca fiebre, cojera, vómitos, convulsiones, inflamación en los músculos cardíacos e hinchazón de los linfonódulos.

¿Cómo eliminar las pulgas de mi mascota y de casa?

Imagínate que coges el salero de la cocina y te dedicas a sacudirlo por toda la casa. Eso es exactamente lo que sucede cuando tu perro está infestado de pulgas y se pasea libremente por tu hogar. Cuando las pulgas ya han conseguido entrar en casa, ármate de paciencia para ganarles la batalla.

Lo mejor es actuar antes de que ellas tomen el control con medias de prevención eficaces:

  • Comprimidos o preparaciones líquidas de administración oral.
  • Champús, lociones o acondicionadores para usar a la hora del baño.
  • Aerosoles, espumas o polvos de uso tópico.
  • Collares antipulgas.

Si aun así has tenido la mala suerte de que tu perro ha pillado pulgas, pon en marcha un plan de desparasitación lo antes posible:

  • Un baño intenso con champú y loción antipulgas.
  • 48 horas después, aplicación de un producto tópico antiparasitario.
  • Mantener a las pulgas a raya con el uso de aerosoles con permetrina o piretrina en semanas alternas.
  • Tratamiento de protección posterior con esos mismos productos dos veces al mes.
  • Eliminación manual de los parásitos mediante un peine para pulgas.

Paralelamente, tendrás que trabajar en la desinfección del hogar para evitar que las pulgas o las larvas escondidas terminen volviendo a las andadas:

  • Lavar el colchón de tu mascota a alta temperatura.
  • Aplicar insecticidas con permetrina o piretrina en alfombras y moquetas.
  • Limpiar el suelo con productos insecticidas para acabar con las larvas.
  • Aplicar una bomba insecticida en el caso de que no hayas conseguido controlar la situación.

No olvides que las pulgas pueden esconderse en cualquier lugar, así que ten en cuenta el patio, la terraza o el jardín a la hora de hacer una limpieza a fondo. Para estos casos, emplea soluciones naturales como el aceite de árbol del té, la tierra de diatomeas o el insecticida de adelfas que le asegurarán una buena salud a tus plantas y flores.

Read More

El perro y el paseo.

 El comportamiento de los perros durante el paseo

¿Quién pasea a quién? Seguro que muchos de los que tenéis perro os quedáis con la duda de cuál es la respuesta más acertada. Y es que, siendo honestos, lo cierto es que lo más habitual es que las mascotas tiendan a hacerse con el control durante esta actividad. Pero no desesperes. Puedes ir corrigiendo poco a poco este comportamiento de tu perro para que la hora del paseo no se convierta en un constante tira y afloja de la correa.

¿Cuál es la forma correcta de pasear al perro?

Todos los perros, con independencia de la raza o la edad, necesitan salir de paseo todos los días. La actividad diaria de entre una y dos horas es fundamental para su bienestar físico y psicológico. El paseo reduce los niveles de estrés, los ayuda a socializarse y los mantiene en forma, tres ventajas de las que tú también puedes beneficiarte.

No obstante, el paseo se puede convertir en una actividad insoportable cuando tu mascota va por libre, cuando se ha vuelto un poco perezosa y no quiere caminar o cuando, sencillamente, no ha aprendido a pasear a tu lado.

Lo correcto sería que durante el paseo con el perro se dieran las siguientes circunstancias:

  • El animal camina relajado.
  • Tu mascota te sigue el paso: ni se adelanta ni se queda rezagado.
  • El uso de la correa adecuada le permite cierta libertad de movimiento.
  • El estrés y las emociones están dominadas a la hora de salir a la calle.
  • El perro puede saciar su curiosidad oliendo o lamiendo determinados objetos que no supongan un riesgo para su salud.
  • El paseo se realiza sin prisas, sin nerviosismo y sin ‘castigos’.
  • Si la situación y la conducta del perro lo permiten, conviene dedicar 5 o 10 minutos del paseo a jugar sin la correa puesta. 

Tipos de sujeciones y correas para perros

La herramienta básica para salir a pasear con nuestro perro es la correa pero, ¿cuál elegir? Para tener el control de la situación y garantizar la calidad del paseo es importante elegir una combinación de sujeción y correa que se adapte a la anatomía del animal y a sus capacidades como paseante.

  • Collar tradicional: rodea únicamente el cuello y es el que se emplea normalmente siempre que el perro conozca unas mínimas pautas de comportamiento en la calle.
  • Collar antiescape: ¿tienes una mascota miedosa? Un sobresalto podría hacer que el animal diera un tirón repentino que le hiciera zafarse del collar. Mediante un sistema de seguridad del collar se evita que esto ocurra.
  • Arnés: en perros inquietos que acostumbran a tirar de la correa, es mejor emplear un arnés. Al tratarse de una sujeción que rodea el cuerpo, resulta mucho más cómoda tanto para ti como para el animal. Es también la opción favorita de quienes salen a hacer deporte con sus mascotas.
  • Arnés antitirones: cuando no puedas controlar a tu animal porque da tirones muy fuertes, no dudes en recurrir a este tipo de arneses. Evitarás que el perro sufra las consecuencias de su propia ansiedad y tendrás una herramienta sensacional para empezar a enseñarle las bases de un buen paseo.

La correa es el elemento que completa la sujeción y que te servirá para tomar el control del animal. No existe una correa perfecta sino que deberás adaptar su grosor y longitud al peso de tu mascota, a su comportamiento y al tipo de actividad que estés realizando. Lo ideal es emplear las denominadas correas de adiestramiento cuya longitud se puede ajustar a cada circunstancia. Se desaconseja emplear correas extensibles porque, aunque es cierto que se adaptan fácilmente a cada momento del paseo, dificultan el control sobre el animal.

 

Practica con tu perro las normas básicas de obediencia entro y fuera de casa. Órdenes como ven, siéntate o quieto son fundamentales para que el paseo se desarrolle con comodidad para los dos. ¡Pero no abrumes a tu mascota! Este tipo de sesiones no deberían prolongarse más de 10 o 15 minutos al día, exigen una recompensa y llevan su tiempo. El buen paseo se construye paso a paso.

  

Read More

¿Por qué algunos perros muerden?

¿Por qué algunos perros muerden?

Un análisis exhaustivo de la conducta canina implica el estudio de uno de los comportamientos que más preocupa a los amos: las mordidas. ¿Es una cuestión de raza? ¿Es algo instintivo? ¿Existe alguna forma de evitarlas? Hoy aprenderemos por qué algunos perros muerden y cómo se debe abordar este problema.

¿Cuál es el significado de la mordida?

Ni siquiera los seres humanos empleamos siempre el lenguaje hablado para comunicarnos con nuestros iguales. ¡Y los perros mucho menos! Su forma de comunicarse no responde a estructuras lingüísticas y para entender la manera en la que reaccionan hemos de remitirnos a otros aspectos del comportamiento.

Contrario a lo que muchos piensan, la mordida de un perro no tiene por qué responder estrictamente a una agresión ni a una muestra de dominancia ni mucho menos a su raza. Si bien es cierto que existen razas potencialmente más agresivas que otras, este tipo de comportamientos suelen ser el resultado de fobias o traumas que podrían haberse evitado.

La mordida es para el perro una herramienta de defensa cuando no hemos provisto al animal de los medios adecuados para manifestar sus impulsos naturales. Tener una mascota nos convierte en responsables de su conducta y es muy importante trabajar la socialización desde que son cachorros. No en vano, sólo el 20% de la conducta de un perro depende directamente de cuestiones estrictamente biológicas, mientras que el restante 80% es un tema de comportamiento adquirido.

Los perros no muerden sin una razón

La mordida no es la primera respuesta de los canes ante una situación de amenaza, de estrés o de desconfianza. Existen muchas señales previas que nos alertan del riesgo de una mordida que en la mayoría de las ocasiones nos ayudan a prevenir el resultado final. No se trata de justificar este comportamiento, pero sí de entenderlo para encontrar una solución.

¿Por qué muerden los perros? Estas son algunas de las cusas más comunes:

  • La posesión y la territorialidad: mi comida, mi espacio, mis juguetes… La mordida como herramienta para defender la posesión es una de las más habituales en cualquier raza.

 

  • El miedo: la presencia de desconocidos o las situaciones extrañas pueden provocar cierto desconcierto en los perros. La mordida es una respuesta automática que se evita con una socialización temprana.

 

  • El instinto maternal: incluso las mascotas más entrenadas pueden olvidarse de lo que han aprendido cuando se convierten en mamás. Frente a una camada de cachorros los perros se vuelven más reacios a la presencia de humanos.
  • El dolor: la enfermedad no siempre va a provocar el decaimiento de tu perro. Por supuesto que tampoco te va a decir que necesita una aspirina o que lo lleves al veterinario. En presencia de heridas o de mucho dolor, tu mascota puede volverse insolente, fría y distante. Si detectas un cambio de comportamiento de este tipo, consúltalo con un profesional. 

Consejos para evitar que tu perro muerda

La conducta natural de los canes responde a una interpretación jerárquica de sus relaciones con otros animales y también con los seres humanos. Es importante que tu mascota sepa que tú eres el jefe de la manada para lograr que actúe conforme a un esquema que sí es capaz de entender.

Para dejar clara cuál es tu posición y evitar que tu perro muerda, puedes poner en práctica estos consejos:

  • Permitir que los cachorros pasen su primera etapa de vida junto a la madre y el resto de la camada.

 

  • Dejar que explore el mundo sin castigarlo por los pequeños accidentes (por ejemplo, si tira un vaso mientras está jugando con otra cosa).

 

  • Proporcionarle un espacio seguro cuando haya que retirarlo de un lugar inadecuado. En situaciones así su madre lo tomaría del cuello y lo llevaría a otro sitio, tú debes hacer lo mismo.

 

  • Facilítale objetos que pueda morder con tranquilidad. Sobre todo cuando son cachorros, necesitan mordisquear algo para desarrollar sus dientes y encías.

 

  • Sé contundente, pero no grites. Si hace algo mal, es más efectivo un gruñido o un NO tajante que un grito. Los gritos generan ansiedad.

 

  • Aunque sea jugando, si tu mascota se excede con los mordisqueos, emite algunos aullidos cortos para que pare. Cuando lo haga, prémiale con unas caricias. Entenderá que ha sido una acción incorrecta o dolorosa.

 

  • Evita las situaciones de dominancia. No dejes que tu perro se te eche encima, ni que se suba a la cama o al sofá sin permiso, ni que te gruña a la hora de comer. Muestra tu superioridad incluso en las situaciones más comunes para que aprenda a responder a ese patrón de obediencia.

 

Read More

Cuidado con los perros y las plantas

Cuidado con los perros y las plantas

Parques, jardines, calles, ¡incluso nuestra propia casa! Las plantas están por todos lados y algunas de ellas pueden resultar muy perjudiciales para tus mascotas. Los perros son olisqueadores profesionales, pero no tienen ni idea de botánica. Presta atención a las plantas a las que se acercan para evitar una posible intoxicación.

¿Por qué los perros comen plantas?

Seguro que en más de una ocasión has pillado a tu mascota comiendo hierba fresca como si fuera una vaca. No en vano, esto les ayuda a limpiar el estómago de la manera más rápida y eficaz: regurgitando o vomitando.

Por lo general no hay nada de lo que preocuparse. El verdadero problema aparece cuando lo que se llevan a la boca tiene algún componente tóxico para su organismo. Esto sucede sobre todo con las plantas y las flores y, aunque los canes no tienen por costumbre consumirlas, siempre hay algún perro curioso que se lanza a experimentar con lo que sea.

¿Cuáles son las plantas tóxicas más comunes en parques y casas?

Hay infinidad de especies vegetales que pueden resultar nocivas tanto para las personas como para los perros. No obstante, las que resultan verdaderamente preocupantes son aquellas que se encuentran con bastante frecuencia en los parques, parterres y hogares y que, por su cercanía, pueden convertirse en una amenaza para la seguridad de tu mascota.

  • Narciso: nociva para las mascotas y para sus amos. La mayor concentración de veneno está en el bulbo, aunque toda la planta es tóxica, por lo que debes lavarte bien las manos si la manipulas para evitar que tu mascota se intoxique al lamerte. El problema será aún más grave si ingiere alguna parte de la planta. Provoca vómitos, convulsiones, arritmias y diarrea.
  • Aloe: es una planta repleta de propiedades beneficiosas para el ser humano, pero ninguna se extiende al ámbito canino. Es poco habitual que los perros se coman estas plantas, pero de hacerlo pueden sufrir problemas en el sistema digestivo y en el sistema nervioso. Hay muchas variedades de aloe aparte de la popular aloe vera, y todas son igual de malas para tu mascota.
  • Flor de Pascua: muy popular en los hogares durante las fiestas navideñas y nada recomendable si tienes mascotas en casa. La flor de Pascua es tóxica para los perros tanto al ingerirla como por contacto. Al comerla le provocará vómitos y diarreas y al rozarse con sus llamativas flores rojas puede provocarle una dermatitis bastante severa.
  • Hiedra: esta especie tan común en parques y jardines es potencialmente mortal para los perros. La gravedad de la intoxicación dependerá en gran medida de la cantidad de las bayas que ingiera tu mascota y del peso del animal. Mucho cuidado con estos frutos ya que pueden provocar asfixia, parada cardiorrespiratoria y algo mucho peor.

En caso de intoxicación…

Si a pesar de estar siempre muy pendiente no has podido evitar que tu perro meta el hocico en el sitio equivocado, ten en cuenta estas pautas para actuar del modo correcto en caso de una eventual intoxicación:

  • Identifica cuál ha sido la planta que ha provocado el problema y toma una muestra si es posible.
  • Haz un cálculo de cuánta cantidad ha podido ingerir tu perro.
  • Ponte en contacto con el veterinario por si fuera necesaria la asistencia a tu mascota mientras llegas a la clínica.
  • Lo habitual antes de recibir asistencia profesional es mantener al perro recostado con la cabeza ladeada. Arrópalo si tiene escalofríos y dale leche o clara de huevo si tiene vómitos leves.

Actuar con rapidez y conocer el origen de la intoxicación es fundamental para atender debidamente a tu mascota y evitar las peores consecuencias.

 

Read More

¿Cómo se solucionan las fobias de los perros?

¿Cómo se solucionan las fobias de los perros?

¿Te has dado cuenta de que en ocasiones tu mascota reacciona de forma inesperada? No hace falta que la situación le pille por sorpresa. Determinadas circunstancias que nosotros percibimos como cotidianas para tu perro pueden suponer todo un reto. Miedo, inseguridad, angustia… Las fobias pueden generar sentimientos y reacciones confusas. Detectar estos comportamientos es el primer paso para ponerle fin al problema.

¿Tienen miedo los perros?

Los miedos y las fobias son dos cosas diferentes y los perros pueden experimentar ambas. No obstante, mientras que un miedo es una reacción natural de los animales (incluidas las personas) que pone de manifiesto su instinto de supervivencia, una fobia es una reacción desmesurada ante estas circunstancias. Circunstancias que, por otro lado, ni siquiera tienen por qué representar un peligro real.

Hay que tener muy en cuenta esta distinción para poder valorar cada situación de manera independiente, ya que los síntomas del miedo y de la fobia en los perros son muy parecidos:

  • Ladridos
  • Nerviosismo
  • Babeo
  • Temblores
  • Agresividad
  • Parálisis o estampidas

Origen de los miedos y las fobias en los perros

La mayoría de las fobias caninas son la consecuencia del miedo irracional. Este miedo es a su vez la consecuencia de alguna de estas circunstancias:

  • Problemas de socialización o socialización tardía
  • Experiencias negativas
  • Malos tratos
  • Factores genéticos

Algunas razas, por cuestión de tamaño, conducta o herencia genética, pueden ser más propensas a experimentar determinados temores. Cuando estos traspasan la barrera de lo controlable terminan convirtiéndose en auténticas fobias. Es tu responsabilidad identificar cuáles son las situaciones que provocan ese cambio repentino en el comportamiento de tu mascota para atajar el problema cuanto antes.

Fobias más comunes de los perros

Salvo excepciones y casos muy particulares, las fobias de los perros suelen estar relacionadas con alguna de estas circunstancias:

  • Fuegos artificiales, tormentas y otros ruidos fuertes (los coches, la lavadora, las obras…)
  • Interacción con otros animales
  • Interacción con humanos (especialmente con niños)
  • Soledad
  • Visita al veterinario
  • Viajes en coche o en avión

Consejos para solucionar las fobias de los perros

Las fobias en los perros suponen un problema tanto para el animal como para las personas que conviven con él. Piensa que estos temores incontrolados provocan un gran estrés en tu mascota y sólo tú puedes ayudarle a aliviar ese padecimiento.

A pesar de padecer una misma fobia, la respuesta de los perros frente a los mismos estímulos puede ser muy diferentes. La solución a las fobias caninas debe abordarse en función de cómo se manifiestan los síntomas. No obstante, existen algunas pautas comunes en el tratamiento de todos estos temores incontrolables:

  • Transmitir paz y tranquilidad.
  • Evitar presiones y no forzar nunca a tu mascota.
  • Manejar el miedo de manera positiva, por ejemplo, recurriendo a juegos o a golosinas.
  • No mostrar una actitud sobreprotectora. Debes estar cerca de tu mascota, pero neutral.
  • Favorecer a su enriquecimiento mental con juegos y actividades que estimulen su mente.
  • Actuar de forma gradual. No esperes que un tratamiento para eliminar las fobias de los perros de resultados de un día para otro.

¿Sabías que…?

Hay fobias caninas realmente complicadas y difíciles de tratar, sobre todo si tu animal es demasiado grande o si pierde el control con facilidad. En estos casos lo más conveniente es dirigirse a un etólogo canino para iniciar un tratamiento de recuperación de manera profesional.

En la actualidad existen diversos planes de trabajo: la desensibilización sistemática, la técnica de la inundación, el proceso de desensibilización, los modelos de habituación… Cada una de ellas presenta sus particularidades, sus exigencias y también sus riesgos, por eso es tan necesario que una persona experta esté al mando de la terapia.

Read More

Descubriendo al Carlino

Descubriendo al carlino

Cabeza de manzana, ojitos de aceituna y nariz de ciruela. ¡Estos perros están para comérselos! El carlino es una de las razas de perro más entrañables. Pero no te quedes sólo con las apariencias porque detrás de ese cuerpecito tan apretujable hay un animal con muchas otras cualidades positivas.

El pug o carlino: una de las razas más populares de China

Los orígenes del pug hemos de ir a buscarlos a China. Es una raza oriental muy vinculada a las dinastías imperiales que desde hace ya varias décadas ha ido ganando gran popularidad en occidente. Sin embargo, también en Europa se trata de un perro con una larga historia: fue la mascota oficial de la casa de los Orange en Holanda y el animal escogido por la esposa de Napoleón para enviarle mensajes escondidos bajo su cuello mientras estaba encarcelada.

No hay que hacer un gran esfuerzo para caer rendidos a los encantos de estos animalitos. El carlino es un perro de rasgos muy característicos:

  • Grades ojos negros
  • Hocico chato y muy oscuro
  • Orejas plegadas hacia delante
  • Cuerpo robusto
  • Pequeñas dimensiones (en torno a los 8 kilos y los 35 centímetros de altura)
  • Pelaje corto de tonalidades beige
  • Patas más bien cortas y redondeadas

En cuestión de carácter, el pug o carlino se podría definir como un perro bonachón y tranquilo, muy sociable y juguetón (sobre todo con los niños) y muy dependientes de sus amos. No es un perro al que le guste pasar demasiadas horas solo en casa, pero mientras tenga buena compañía se adaptará a la perfección a los hogares más pequeños.

Cuidados especiales del carlino

  • Alimentación

A pesar de sus pequeñas dimensiones, los carlinos son un poco glotones. Lo ideal es que no superen los 9 kilos de peso para evitar que esos excesos se transformen en problemas de salud más graves. A partir de los 6 años los pugs se vuelven perros bastante sedentarios. Hay que mantener unas rutinas de actividad diaria para evitar que se apalanquen en casa. Los carlinos tienen un estómago bastante resistente y toleran bien la comida seca y la húmeda. Sin embargo, ésta última resulta mucho más calórica, así que no conviene abusar de ella en la edad adulta.

  • Higiene

Cuidar de un carlino no tiene mayor complejidad. Las pautas de higiene son las mismas que hay que mantener con la mayoría de los perros. Tal vez convenga prestar algo más de atención a los ojos y asegurarse de limpiarlos con una gasa húmeda al menos una vez por semana. Lo mismo sucede con los oídos o los pliegues de piel del cuello. El baño completo se puede realizar cada dos o tres semanas y el vaciado de las glándulas anales durante las visitar rutinarias al veterinario para evitar abscesos o rupturas en esta zona tan delicada de su anatomía.

  • Salud

En lo que a salud se refiere, el punto más delicado de los carlinos es todo lo relacionado con la respiración. Ese hocico tan chato es la causa de muchas dificultades respiratorias que se agravan con los problemas de obesidad, también frecuentes en esta raza de comilones. Para evitar la fatiga, el asma y el cansancio es importante mantener una dieta equilibrada y la actividad diaria moderada. No son perros de grandes carreras y no toleran bien las altas temperaturas. Los paseos rutinarios serán más que suficientes para mantenerlos en buena forma.

 

Read More

Preparando las vacaciones: ¿qué hacemos con el perro?

 

Preparando las vacaciones: ¿qué hacemos con el perro?

 

Tu mascota es ya parte de la familia. Lo habitual es que cuando programas alguna actividad al aire libre el perro forme parte del plan. Pero, ¿qué sucede si viajas a otro país o si te tienes que alojar en algún establecimiento turístico? Las cosas pueden complicarse un poco, sobre todo si se trata de animales grandes. Pero para todo hay siempre una solución.

Mascotas y vacaciones: un ejercicio de responsabilidad

 

Tener mascota es una gran responsabilidad y es algo que hay que tener en cuenta antes de hacerse cargo de un perro. Muchas de tus rutinas, desde tus horarios diarios hasta la organización de unos días de vacaciones se verán afectadas por la presencia de estos peludos amigos.

Los viajes muy largos, especialmente aquellos que implican tomar el avión o el barco y distanciarse del animal, pueden generar un gran estrés a tu mascota. Aparte de que desde el punto de vista económico puede resultar muy caro desplazarte con tu perro por el mundo, este tipo de trayectos no son muy adecuados por la ansiedad que provocan en los animales.

Probablemente la opción más sencilla y la primera que a todos se nos viene a la cabeza en estas circunstancias es la de dejar a nuestras mascotas en casa de un amigo o familiar. Es una buena alternativa porque con alguien de confianza tanto el animal como tú estaréis mucho más tranquilos esos días. No obstante, no olvides que tener perro es tu responsabilidad y que no puedes delegar ésta en las personas de tu entorno a menos que sea algo totalmente voluntario y realmente estén preparadas para ello.

Guarderías caninas y servicios de cuidadores

La alternativa más sensata es, en muchos casos, dejar a tu animal en una guardería canina. Son espacios especialmente habilitados para acoger a perros de todos los tamaños, alimentarlos y garantizarles una estancia agradable durante tu ausencia.

¿Tu perro es un poco ‘conflictivo’ o no está cómodo al socializar? El personal está acostumbrado a tratar con todo tipo de animales y sabrá cómo ajustarse a sus particularidades. Los precios varían en función de los servicios ofertados, pero calcula una media de entre 10 y 12 euros al día.

Si deseas un trato más personalizado para tu mascota, siempre puedes acudir a los cuidadores profesionales. Son una muy buena opción si tu perro es ya muy mayor o si tiene una condición médica específica que requiere estar todo el día pendientes de él. Empresas como Snau proporcionan servicios de alojamiento directamente en el hogar de un cuidador especializado, con fotos de tu mascota que irás recibiendo diariamente por WhatsApp. El precio es de 20 euros durante los primeros 3 días, pero se va reduciendo cuanto más larga es la estancia.

 

De viaje contigo: alojamiento dogfriendly

 

Cada vez son más los complejos turísticos que ofrecen la posibilidad de alojarte con tu mascota. Es una estupenda alternativa si haces turismo nacional y te desplazas en tu vehículo hasta tu destino vacacional. El perro no lo pasa tan mal, puedes tenerlo siempre controlado y no te echará de menos durante esos días.

Hay alojamientos dogfriendly de todas las categorías: hoteles, campings, apartamentos, casas rurales… Por lo general se ubican en entornos en los que tienes numerosas alternativas de ocio con tu mascota (playa, montaña, parques), aunque cada vez más están apareciendo hoteles urbanos que admiten a las mascotas.

En cualquier caso, son lugares en los que debes garantizar que tu perro se va a portar bien, que eres capaz de controlarlo para garantizar una convivencia adecuada con el resto de huéspedes y que no se va a quedar sólo durante horas. Con todo, si vas a salir a un lugar no apto para perros, muchos de estos alojamientos proporcionan además servicios de canguro durante tu ausencia. ¡No tendrás que preocuparte de nada!

 

Consejos para viajar con tu perro

 

¿Finalmente estas vacaciones van a ser con toda la familia al completo? Si tienes en cuenta estos consejos garantizarás unos estupendos días de relax.

  1. Escoge los destinos más adecuados para viajar con mascotas. Aquellos en los que tengas un alojamiento garantizado y muchas actividades para disfrutar en su compañía.
  1. Acondiciona el trayecto en coche u otro medio de transporte a las necesidades de tu mascota. Tendrás que hacer paradas regulares para que haga sus necesidades, mantener una ventilación adecuada, garantizar su comodidad y asegurarte de que está bien hidratada.
  1. Asegúrate de llevar contigo toda la documentación del perro, su medicación (en caso de que la necesite), su comida habitual y sus juguetes favoritos.
  1. Evita riesgos innecesarios y lleva a tu mascota sujeta con la correa siempre que las circunstancias lo exijan. Por supuesto, sobra decir que su identificación con microchip es obligatoria.
  1. Planifica las salidas, los horarios de comida, las actividades… Cuanto más hayas trabajado en la preparación de esta escapada, más tranquilo la disfrutarás.
Read More

¿Cómo perciben los perros el paso del tiempo?

 

¿Cómo perciben los perros el paso del tiempo?

 

 

Aunque no estén pendientes del reloj ni necesiten una alarma para saber cuándo te toca sacarlos de paseo, los perros también tienen noción del tiempo. No es un concepto físico, filosófico o incluso metafísico como el que podamos tener los humanos pero, a su manera, también les afecta.

 

Cinco minutos, unas horas, varios días… Así perciben el tiempo los perros

 

La mayoría de los animales de la naturaleza, e incluso las especies vegetales, son capaces de percibir el tiempo. No se trata de una capacidad intelectual para saber si han pasado apenas nos minutos o si ya han transcurrido varios años. Para entender esta noción temporal debemos remitirnos a algo más simple e instintivo.

 

La distinción sensorial entre el día y la noche es el principal factor a tener en cuenta. Gracias a la luz natural, tus mascotas puedes hacerse una idea aproximada del momento del día en el que están. Su cerebro no funciona con la precisión de un reloj suizo, así que no te recriminarán que te demores un poco más de la cuenta en ponerles de comer o en salir de paseo. Pero no intentes eludir tus responsabilidades porque no tardarán en darse cuenta de que algo no se corresponde con las rutinas habituales.


Importancia del cómo, el cuándo y el cuánto

 

Otra de las variables importantes para entender cómo interpretan los canes en concepto del tiempo es la rutina. Los perros son animales de costumbres: la hora de comer, la de jugar, la de salir de paseo, la de repantingarse en sus camitas… Todo en su día a día sigue un orden y esta sucesión de pequeños acontecimientos cotidianos les proporciona una idea aproximada del momento de la jornada en el que se encuentran.

 

Sin embargo, todo cambia cuando nos referimos a períodos de tiempo más extensos. Mientras que un perro puede saber perfectamente si estás incumpliendo el horario de salir a la calle, es posible que no sea tan consciente de su ha pasado ya dos semanas o un mes en la guardería canina mientras estás de vacaciones.

 

Eso sí, pobre de que se quede en casa solo varias horas si lo habitual son períodos más breves. Seguramente te habrás dado cuenta de que tu amigo peludo te recibe con la misma euforia como si hubieras desaparecido durante décadas. Precisamente por este motivo no hay que obviar la injerencia de otros factores del comportamiento como la ansiedad que les puede provocar esa ruptura en la continuidad de sus rutinas.


Problemas de ansiedad y cómo gestionarlos

 

Desde aullidos y ladridos incontrolables que harán que tus vecinos te maldigan hasta la destrucción de muebles, cojines y cualquier otro elemento que se cruce en su camino. En situaciones de estrés provocadas por la ansiedad de la separación y ante transcurso de un tiempo que el perro no sabe calibrar con precisión, puedes esperarte cualquier cosa al regresar a casa.

 

¿Existe alguna manera de evitar este torbellino de impulsos destructores cuando tienes que salir de casa más tiempo del esperado? Obviamente, no puedes pedirle a tu perro que se quede viendo Netflix o que se ponga a leer un libro mientras te ausentas. Sin embargo, sí que puedes hacerle más llevadera esta situación con pequeños trucos como dejar la radio encendida a poco volumen, proporcionándole alguna camiseta en la que pueda identificar tu olor o dejándole algunos juguetes que sean más tentadores que los cojines del sofá.

 

Los perros no necesitan smartwatch porque su reloj biológico es mucho más inteligente que cualquier tecnología. Somos nosotros los que, como dueños responsables, debemos minimizar esos tiempos de soledad en los que cada minuto cuenta. 

Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies