No hay productos en el carrito.

Month Archives

febrero 2021

Consejos para proteger las almohadillas de tus perros en invierno

Están hechas para resistir sin demasiadas complicaciones los cambios de temperatura y las particularidades del terreno, pero no son indestructibles. Las almohadillas de los perros necesitan de unos cuidados específicos para prevenir problemas habituales como fisuras, heridas o rozaduras.

Características de las almohadillas de los perros

Seguro que en más de una ocasión te has quedado absorto en la contemplación de las almohadillas de tu perro. ¡Son tan graciosas! Por las particularidades de su forma y textura se puede entender por qué los perros no necesitan zapatos salvo en circunstancias muy especiales.

La planta de las patas caninas se compone de:

  • Cuatro almohadillas digitales en la parte delantera. En tanto que los perros son animales digitígrados, es aquí donde recae la mayor parte del peso al caminar.
  • La almohadilla metacarpiana, la más grande de todas y situada por detrás de las digitales. Absorbe parte del impacto de cada paso.
  • El espolón o dedo interior, un vestigio de lo que podría haber sido un pulgar. Aporta estabilidad.
  • La almohadilla carpiana, separada de las demás y algo elevada. Funciona de ‘freno’.

Aunque cada una de estas partes tiene un tamaño y una forma particular, de forma general comparten algunas similitudes:

  • Están formadas por una gruesa capa de grasa que protege al cuerpo de los cambios de temperatura cuando las patas entran en contacto con el suelo.
  • En la parte interior de la piel hay glándulas sudoríparas que facilitan la transpiración y contribuyen a que las almohadillas se mantengan húmedas y no se agrieten.
  • Es piel más gruesa, oscura y de textura rugosa, con una capa superficial de queratina (como la que encontramos en las uñas o el pelo), que le aporta resistencia.
  • Su tacto mullido explica la gran capacidad que tienen para absorber el impacto de los pasos al correr o caminar.

¿Cuáles son los principales riesgos a los que se exponen las almohadillas de las patas?

Las patitas de tus mascotas están diseñadas para enfrentarse a las superficies más complicadas, pero siempre existen algunos riesgos y no todos tienen que ver con el terreno que pisan.

  • Sequedad: la falta de hidratación del perro puede manifestarse en grietas en las almohadillas de sus patas y resultar muy dolorosa.
  • Cortes: tu perro se enfrenta al desnudo a elementos de riesgo como cristales rotos, objetos punzantes, trozos de hierro… que pueden dañar sus almohadillas.
  • Irritación: un paseo muy exigente, sobre todo en días muy fríos o muy calurosos, provocará rozaduras en la planta de las patas del can, sobre todo si no está muy acostumbrado a este tipo de actividades.
  • Quemaduras: por exceso de frío o de calor, el firme sobre el que pisa tu perro es un factor de riesgo que puede provocar quemaduras.
  • Mordeduras: tanto tu propio perro al rascarse como el ataque de otro perro podría dañar esta zona tan sensible de sus patas y provocar una herida dolorosa y muy molesta.

¿Qué puedes hacer para proteger las almohadillas de tu perro?

Los problemas en las patas de los perros son bastante frecuentes, pero no tienen por qué revertir mayor gravedad si los tratas a tiempo. Además, puedes aplicar unos sencillos consejos para prevenirlos de manera efectiva:

  • Fortalece las almohadillas de tu perro desde cachorro incrementando de manera progresiva el nivel de dificultad de los paseos.
  • Alterna los terrenos duros (asfalto, cemento, pavimentos…) con los blandos (arena, tierra, césped…) para evitar al agotamiento de las patas.
  • Hidrata las almohadillas de tu mascota si adviertes que se están resecando o si ya tiene una edad avanzada. Puedes emplear productos con vaselina, aloe vera o centella asiática.
  • Recorta el pelo interdigital cuando se formen nudos. Evitarás que se acumule la suciedad y ayudarás a tu perro a caminar mejor.
  • Vigila las características de los terrenos por los que habitualmente paseas con tu perro y evita las zonas con escombros o basura.
  • Si vas a practicar actividades deportivas en terrenos muy complicados, ayuda a tu perro con unas botas protectoras para las patas.

 

Read More

¿Necesitan abrigo los perros?

¿Necesitan abrigo los perros?

En pleno invierno y con una bajada significativa de las temperaturas, en más de una ocasión nos cruzamos por la calle con mascotas que salen de paseo abrigadas. Más allá de lo original y lo llamativo de esta práctica, ¿es realmente útil ponerle un jersey a tu perro?

El bienestar por encima de las cuestiones estéticas

Si pensabas que las modas se quedaban al margen del ámbito perruno estabas muy equivocado. También en el ámbito de las mascotas hay tendencias que van modificando nuestra manera de sacarlas a pasear, de cuidar de su alimentación o de jugar con ellas.

Las modas son también una forma divertida de cuidar de nuestros perros y de ponerle un toque de originalidad a la relación que mantenemos con ellos. No obstante, hay que tener claro que la salud, la comodidad y el bienestar de nuestros amigos peludos han de estar siempre por encima de los temas estéticos.

¿Es conveniente abrigar a las mascotas? 

Las necesidades de cada perro son muy particulares. Como norma general se puede decir que los canes están preparados para una termorregulación natural que les permite soportar temperaturas bastante frías sin necesidad de ningún apoyo extra. No obstante, las circunstancias pueden ser muy diferentes para cada mascota.

No es lo mismo un perro que vive en la ciudad que uno que está acostumbrado a vivir en el campo, ni un pequeño yorkshire de 3 kilos y un gran danés de 70. Abrigar a las mascotas no es, por lo tanto, una decisión que deba tomarse al azar, sino en respuesta a las verdaderas necesidades de protección del animal según su raza, peso, edad, tipo de pelo, entorno, condiciones médicas especiales, temperatura exterior, etc.

¿Todos los perros necesitan ropa en invierno?

En época invernal los perros necesitan unos cuidados especiales que garanticen su buena salud. Aspectos como una mayor supervisión de las almohadillas de las patas, el secado del pelo si ha caído un aguacero o evitar que coma hierba con escarcha o nieve deberán estar presentes en los cuidados diarios para evitar problemas.

En cuanto a las prendas de abrigo al salir de casa, se recomiendan sobre todo en las razas de poco peso y pelo corto(por ejemplo, en los chihuahuas) y en general en cualquier perro de pequeño tamaño, ya que suelen ser los más sensibles a estos cambios bruscos de temperatura.

La ropa para perros también puede ser una solución de protección para los animales de edad avanzada y para los cachorros, así como para los que ya padecen alguna otra patología previa. Son los grupos más vulnerables a la hora de contraer un resfriado como consecuencia del frío.

Ropa de perros: cuándo y cómo

Utilizar prendas de ropa para proteger a los perros es una práctica que debería limitarse únicamente a los meses de invierno. Durante el resto del año, el pelo, la piel y la grasa de los animales ya les proporcionan la protección necesaria.

Por otro lado, no todos los perros se adaptan igual a la ropa y aunque a ti te parezca un complemento muy atractivo, para ellos puede suponer un auténtico incordio. Para garantizar la máxima comodidad de tu mascota cuando necesites ponerle una prenda de abrigo, ten en cuenta estos consejos:

  • Evita prendas con cremalleras, velcro o broches que puedan enredarse con el pelo del animal o provocarle rozaduras.
  • Ten en cuenta que la lana, aunque abriga mucho, puede picar. Por lo general es más práctico utilizar tejidos de algodón.
  • La ropa más ajustada no implica una mayor protección. El animal debe sentirse cómodo y debes facilitarle el movimiento natural aunque lleve puesto un abrigo.
  • Si las temperaturas no son muy bajas pero necesitas proteger a tu mascota de la lluvia, opta por un chubasquero.
  • Limita el uso de prendas de vestir a los paseos. A pesar de estar fabricadas en materiales seguros, la piel de los perros no está hecha para llevar este tipo de protección durante largos períodos de tiempo y pueden sufrir alguna reacción alérgica o dermatitis.
  • En los climas extremadamente fríos puede ser recomendable el empleo de protectores para que no se dañen ni agrieten las almohadillas de los pies.

Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies